Archivo de la etiqueta: Algol

La Nueva Cruzada 2011: Mekton Z

El escuadrón Sabretooth estaba listo para partir luego de la reunión con el General Haverson y la Emperatriz Ymri. La situación era la siguiente: Un atentado contra la planta de gases de Koriel había puesto bajo sospecha que los El Eje se encontraba operativo en la zona, su misión sería identificar a los posibles responsables y guiar, de ser posible, detenerlos.
El equipo ya se encontraba en la ciudad, llegando de noche en un tren que no tiene registros de viaje, dispuesto especialmente por la armada elarana para este fin. Al poco de estar en la ciudad abordan un taxi que los lleve al recinto nocturno más frecuentado y con más información. El hombre sabía bien a qué se refería y a poco andar, en pleno centro de la ciudad, los deja en un pub subterraneo.
Los tres agentes se sientan a la barra como si nada pasara y fuese una noche como cualquier otra, pero uno de ellos tras una plática con el barman, quien le entrga información valiosa a cambio de algunos créditos elaranaos, identifica a un hombre en una esquina poco iluminada del recinto. Se acerca y se sienta en la mesa contigua, en eso entra una mujer joven, muy hermosa y se sienta en la mesa de aquel hombre. El agente escucha todo, el individuo luego de entregar cierta información de importancia se retira y es seguido por los agentes que se encontraban en la barra, uno de ellos quien “ebrío” tiene un conflicto con el tipo al salir del local, pero no logra obtener nada de información a cambio. Aquel que se quedó en la mesa se acerca a la mujer y la entrevista, ella le dice que pierde su tiempo, que no está interesada, pero nota que el agente se trae algo entre manos, la mujer sale del pub y aborda otro taxi, pero es seguida por si perseguidor llevandolo al puerto de Koriel.
Sin darse cuenta el investigador cae en una trampa, pero sus reflejos lo dejan en una posición de ventaja y aprovecha la oportunidad para interrogar a su interlocutor. Un hombre de maś edad de cabello plateado le dice que Karga está preparando un ataque, que saben de la construcción de un arma de destrucción intercontinental por parte de los elaranos en la isla situada al norte de Kalia.
Con esto el equipo toma rápidamente una embarcación que los lleva a Soliel a investigar un posible espionaje y encuentran pistas suficientes para sospechar que la información era correcta, pero por qué los terroristas les estarían ayudando. Eso no lo sabían.
Al informar al General Haverson este les indica que la situación es delicada, que se han detectado movimeintos por parte de Karga en la zona, los envía como primera línea de defensa para proteger el arma y repeler la invasión enemiga.
En medio de una extenuante batalla empieza a nevar, en ese momento todos se dan cuenta que la lucha ya no tiene sentido, está nevando en la zona más cálida del planeta, la era glacial por la que pasa Algol se ha completado y la sobre-vivencia del hombre algoliano pende de un hilo. Todos dejan de combatir y el domo que protege la isla de Muria es desactivado. Una transmisión de la misma gobernante de Muria Lady Athican, les dice que Muria tiene la tecnología de detener el avance de los hielos, pero los murianos no pueden salvar el planeta solos, necesitan la ayuda de todo Algol unificado.
Es así como se cierra un capítulo en la historia de Algol y comienza una nueva era.

Dark Maniac 2011: Mekton Z

Una señal de alerta sin identificar llegó a la base espacial de la UAA en Dion. Al instante la nave estelar de vigilancia y reconocimiento Rimfire se pone en marcha hacía el lugar de procedencia de la petición de auxilio.
Un casual grupo de asteroides y escombros espacial se agolpan en el trayecto del Rimfire y para no perder tiempo el Capitán Altair Dass ordena el despegue del escuadrón Armadillo en dirección a Luz Solar 1, el lugar que debe ser auxiliado.
Los mekton del escuadrón pasan sin complicaciones a través de la aglomeración de escombros espaciales y se adelantan.
A medida que se acercan a la base espacial Luz Solar 1 logran ver que todo parece estar en normalidad, sin embargo a poca distancia notan que las cosas están muy tranquilas, demasiado tranquilas. Al revisar el entorno encuentran que es posible abrir manualmente el acceso al puerto espacial de la base e ingresan sigilosamente. Dentro la Capitana Larany Kynis nota que todo parece estar abandonado, como si la base completa hubiese sido evacuada. Luego se dan cuenta que los índices de oxígeno son más bajos de lo normal y al revisar se percatan que las instalación espacial está funcionando en soporte vital.
La Capitana Kynis envía dos de los insignias a revisar el generador principal mientras ella y el tercer insignia se dirigen el puente principal.
Al llegar notan un escenario similar, todo está vacío. Mientras tanto en el enorme complejo que alberga el generador el escenario es más auspicioso, uno de los insignias percibe que los interruptores principales han sido desactivados intencionalmente y procede a encenderlos, al hacerlo no sólo reabastece a toda la base espacial con energía, sino también activa una bomba que tiene un contador de tiempo.
El insignia se comunica con el resto del escuadrón y les pone al tanto de la bomba en el reactor. Inmediatamente la Capitana Kynis y dos de los insignias corren para salir de la base, pero el insignia que activo la bomba en una acción temeraria abre la cabina y con su caja de herramientas en la mano intenta desactivar el artefacto explosivo.
Al salir de la base y a los pocos metros, los tres miembros restantes del escuadrón, ven un resplandor a sus espaldas una explosión desde el centro de la base que destruye todo el complejo espacial.
En lo que terminan de salir de su sorpresa por los acontecimientos recientes se dan cuentan que las cabinas espaciales de salvamento de la base se acercan impulsadas por 3 mektons. Cuándo están poca distancia, por el canal de comunicación general, el lider del escuadrón que traslada las cabinas se identifica como Lord Dremmond y les solicitad tirar las armas y morir a cambio de las vidas de todos los civiles de la base.
Pero el escuadrón Armadillo no está dispuesto a ceder y la Capitana está dispuesta a ganar todo o nada. Así comienza una fuerte lucha y Dremmond no tiene piedad con la lider del escuadrón destrozando poco a poco su mekton. Sus compañeros corren con mejor suerte enfrentando a los soldados Axis que acompañan a Dremmond, pero la suerte no es suficiente. La batalla se balancea a favor de los terroristas y confiado el líder Axis revela al escuadrón Armadillo su plan. Con las grabaciones obtenidas del escuadrón Armadillo saliendo de la base instante antes de su destrucción logrará propagar la desconfianza en la UAA y así hundirá el proyecto que unifica Algol y busca protegerlo contra la amenaza Aggendi.
Pero el destino aún guarda una sorpresa para todos y en medio del conflicto aparece el insignia, que se había quedado dentro de la base cuando esta explotó, para apoyar a su escuadrón. La batalla comienza a balancearse a favor del escuadrón Armadillo y en su desesperación los dos soldados Axis colocan explosivo en los transportes de los civiles. Dremmond amenaza con hacer estallar los transbordadores civiles si no les dejan ir, por esta vez pueden contar con la victoria. En lo que los terroristas se empiezan a alejar Armadillo actúa velozmente, desensambla las bombas de los transbordadores civiles y las arroja contra los mekton terroristas. Cuando las bombas están cerca de sus enemigos abren fuego sobre ellas y la explosión destruye a los dos soldados Axis y obliga a Lord Dremmond a ejecutar una eyección de emergencia que resulta exitosa y le permite escapar.
Instantes después aparece el Rimfire en el sector, para rescatar a los civiles, Altair Dass solicita un reporte completo de lo ocurrido a la Capitana Kynis y se presentan en Dion frente al General Haverson para dar informe de los sucedido.
La situación fue manejada con habilidad e inteligencia, incluso con valor, ya que pocos logran repeler un ataque directo del líder Axis. Los cuatro pilotos son ascendidos por su valeroso rescate y transferidos a la nave estelar el Destructor Estelar Muria.

Operation Rimfire – Episodio 6: Space Bound

La niebla se levantó a eso de las dos de la tarde y el carrier atracaba en el puerto de Kalia a las tres. La tripulación desembarcaba para abastecer y el capitán despedía al escuadrón en un lugar apartado del puerto, deseandoles buena suerte y en caso que tuviese más información se las haría llegar de algún modo.
Al salir del puerto les esperaban dos soldados karganos quienes les escoltan a un camión de la EMF. En frente del camión, una mujer joven, alta y de cabello rojo les espera, les da la bienvenida y se presenta a si misma como la Coronel Lisa Caball.
Al llegar a las instalaciones de despegue la Coronel Caball le indica al escuadrón que despegarán primeros al día siguiente por la mañana. Los miembros del escuadrón Fireflight al tanto de la advertencia de Haverson le solicitan, sin revelar la advertencia, a la Coronel que sean ellos quienes despeguen segundos y el transbordador de carga vaya primero, pero la Coronel responde con una negativa aduciendo que noy hay razones justificadas para hacer los cambios en el itinerario.
Ese día los miembros del escuadrón generan una orden falsa que señala a la base que ellos deberían despegar segundos y así queda establecido.
A la mañana siguiente el transbordador de carga despega sin problemas y se adelanta mientras el de pasajeros aguarda en la superficie para despegar. La suerte le es adversa al escuadrón y a cinco minutos del despegue una transmisión le llega a Mikhail. Se trata de Sima “Falcon” Daris, un mercenario contratado para resguardar el perímetro exterior de la base, le dice a Mikhail que están en problemas, hace pocos instante redujo y dio muerte a un agente del Eje quien cargaba aún con explosivos suficiente como para volar el puente de Orlo.
De inmediato el escuadrón alerta a la torre y empiezan a evacuar el transbordador, a poco minutos que los civiles terminan de evacuar el recinto de lanzamiento el transbordador explota. Más tarde se dispone de un segundo para llevar exclusivamente a Fireflight de regreso a Dion.
Ya al atardecer todo llegan a Dion sin más novedades y Haverson, acompañado de Altair Dass, los recibe en el centro médico. Les da la bienvenida y les presenta a su capitán, quien está a la cabeza del Rimfire, junto con indicarles que sus pertenencias ya fueron movidas a la nave de la cual ya forman parte de la tripulación. Luego que los miembros del escuadrón le dijeran que recibieron satisfactoriamente el mensaje y que fue un acierto su advertencia Haverson confundido les explica que él jamás escribió eso, al menos el mensaje estaba completo y de ningún modo él quitó las letras.