El error de escribir la partida

En la entrada “Las 5 acciones que delatan a un pésimo director” enumeré cinco malos hábitos que delatan la baja calidad que puede tener un director. En esta entrada intentaré analizar el primer punto con más profundidad, que es el error de escribir toda la partida antes de haberla jugado.

Cuando nos preparamos para dirigir una partida de rol, no sólo nos preocupamos de tener lista una pila de escenarios, personajes no jugadores, nombres de lugares u otro elemento a los que echar mano si la situación lo amerita. Esperamos que haya una participación de parte de los jugadores y esa participación no sea sólo una respuesta binaria a las propuestas que hacemos dentro del juego, esperamos que sea una respuesta que venga cargada de ideas.

Algunos directores les encanta ser escritores.

A algunos directores les encanta oficiar de escritores.

Al llevar escrito todo o casi todo el módulo inmediatamente estamos asumiendo como única una cadena de eventos que aún no ha ocurrido. Esto elimina inmediatamente el aporte de los jugadores, los deja a un lado y sólo se espera que sobrevivan lo suficiente para llegar a escuchar el final de la historia, pero ¿qué aporte hay en eso?. Muchos directores repiten inconscientemente la frase “…los personajes son los protagonistas…”, pero ¿qué protagonismo hay en participar en una historia en las que tus propuestas no se ven reflejadas? La estricta definición de protagonista dice:

Protagonista: Personaje principal de la acción en una obra literaria o cinematográfica

Dice entonces que el protagonista determina la acción y no la acción al protagonista, es decir que primero el personaje piensa qué puede o debe ocurrir y realiza una acción en base a ese pensamiento, la acción desencadena en un evento que aún no existe y genera nuevo contenido en la historia. Por el contrario, si el director lleva escrito el módulo con lo que ocurrirá, entonces el verdadero protagonista del juego es el director y no los jugadores, más aún, los jugadores se convierten en una audiencia con voz, pero sin voto. De cuando en cuando podrán decir si algo les parece bien o mal, pero a la larga no tendrá ningún impacto en la historia, pues ellos no realizan la acción, es la acción la que los realizará a ellos.

La historia es producto del trabajo en equipo.

La historia es producto del trabajo en equipo.

En una partida de rol la historia no está escrita, esta se escribe a medida que transcurre el juego, se toman decisiones grupales y se realizan acciones individuales o en conjunto que determinan eventos, estos eventos son espontáneos y no el producto de respuestas binarias para que la historia de nuestro escritor encubierto siga adelante. Para que la historia sea el producto del trabajo conjunto el director debe comprender que el es un jugador más dentro del grupo y, aunque su papel sea diferente, su opinión e ideas tienen el mismo valor (o incluso menor en algunos casos) que la de los demás jugadores. Es por esta simple razón que los juegos de rol son una actividad conjunta en la que todos los participantes cuentan una historia, y en ella debe quedar explícito tanto el aporte individual como el grupal.

Anuncios

Un pensamiento en “El error de escribir la partida

  1. Esteban

    En mis inicios en esto de los juegos de rol, muchas veces escribí de inicio a fín mis partidas en una antigua máquina de escribir. Pensaba en los encuentros “aleatorios” y en posibles “alternativas” para cuando los jugadores se salieran del libreto.

    Fueron buenos tiempos.

    Claro, conociendo nuevas formas de juegos y nuevos juegos, he logrado vislumbrar que por mucho que haya pensado que una partida pensada con lujo de detalles, nunca llegará a ser tan deslumbrante y gratificante como una historia contada y creada en conjunto entre todos los jugadores.

    Hay buenos juegos como Puppetland que obligan a pensar rápido y en la colectividad de creación de la historia. O experiencias con Spirit of the Century se vuelven mil veces más emocionantes cuando es uno mismo quién se plantea las dificultades encontradas en el proceso de la historia.

    Miles de historias esperan ser contadas y cada uno es parte fundamental para la creación de la misma.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s