El grande de unos

Este año nuevamente se llevó acabo La Nueva Cruzada, el evento de juegos para beneficencia. Si leyeron la reciente entrada de Alejandro ya lo sabían. Al igual que él, tuve la suerte de dirigir en tal evento una partida de Spirit of the Century que resumiré brevemente.

Durante el atardecer y cerca de caer el ocaso se encontraba en el último piso del edificio del prestigioso Century Club nuestro grupo de héroes  Un hombre de edad, pelo blanco y ojos cansados, estaba sentado en un cómodo asiento junto a un pequeña mesa de lectura, la que tenía un mantel rojo de terciopelo y una lampara que poca iluminación prestaba al lugar. Era uno de los mentores, posiblemente uno de los últimos de ellos. Vivir más de un siglo no es fácil, sobre todo si has tenido que salvar constantemente al mundo.

Un sarcófago con un cargamento especial llegaría esa misma tarde al museo de Nueva York (esto ocurre mientras conversan). Una pieza invaluable arqueológicamente hablando, cuyo descubrir habría muerto en extrañas circunstancias en lejanas tierras, poco después que esta fuese embarcada. Las instrucción era claras, ir al museo y recavar información sobre la pieza que sería recibida esa tarde.

Los héroes, cada cual tomando su propio camino salió a buscar la información donde mejor sabe encontrarla. Al cabo un rato terminan todos en el museo en un tiroteo con la policía, mientras uno de los compañeros encuentra la llave que abre el sarcófago y la usa para descubrir su contenido.

La sorpresa no se hace esperar, pues dentro de este encuentran un hombre, más de dos metros de altura, con la cara marcada por evidente cicatrices, una armadura aparentemente impenetrable, y un pesado casco que le cubre gran parte de la cabeza. Su apariencia como sacada de un libro de historia antigua, su origen mongol. Khan exige a su revelador que le lleve al rey de esta tierras, pero el valiente héroe ya tendría planes y le guía al piso más alto del Century Club.

Al ver al recién llegado y lo que su presencia significa (o podría significar para el mundo) el mentor ordena acabar con él. Así comienza una encarnizada lucha contra una de las grandes leyendas de la historia de oriente. La pelea es cruenta y el grupo recurre a más de una artimaña para derrotarlo. Finalmente, con mucho esfuerzo le hacen caer por un ventanal, muriendo al impactar contra el pavimento justo a las afueras del colosal edificio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s