Jovian Chronicles – Episodio 4: Vuelo Nocturno (parte 1)

La Bella Durmiente termina el anclaje al puerto espacial Babilonia. La capitana Agnes, llama a los 3 jóvenes y les entrega identificaciones falsas, diciéndoles; “La CCS (Convención Científico Solar), es el mejor lugar para dar con el Doctor Peyarje, además, ni GACT ni las FDE (Fuerzas de Defensa del Estado) se atreverían a oponerseles abiertamente entre tanta gente”. Darío y Logan serían periodistas, mientras que Suzaku sería el ayudante del doctor Uzuki, de la división Alfa de las FAJ. Les entrega también las llaves de un vehículo para que vayan hacia el domo donde se realizará el evento.

Mientras tanto, Gereford baja entre el tumulto de pasajeros, y pasa sin problemas la inspección de seguridad. Se encuentra con su colega de la división Gamma, Peter, quién le dice que la convención partió ayer, por lo que mejor se apresuran en ir, cogen un taxi y se dirigen hacia allá.

Rabaab por su parte, desciende por la salida VIP, y al llegar al control de seguridad, el guardia la saluda amablemente, apagando la maquina justo cuando ella pasa su gran rifle de dardos por ella. Tener contactos y recursos parece ser útil aún en el siglo XXIII. Es recibida por su criado, quién la ayuda con su equipaje, abre la puerta de la limusina y le comenta que su padre se excusa de no poder venir a recibirla en persona, debido a que se encuentra fuera de la órbita de Venus. Rabaab le indica que la lleve a una tienda de ropa elegante y el vehículo empieza a aero-deslizarse en esa dirección.

Al bajar por el sector de la tripulación, los 3 jóvenes, que nunca habían visitado Venus, observan asombrados el idílico paisaje que se cierne frente a sus ojos; Aire limpio, campos verdes, juegos de agua radiantes, edificios de una arquitectura magistral y un olor que entibia sus cuerpos y los hace sentir un agradable cosquilleo. Las ironías del destino hicieron que la utopía de un mundo perfecto solo pudiese ser alcanzada en otro mundo, pero la belleza de este lugar estaba lejos de ser “natural”. Ya en el control de seguridad, uno de los guardias confunde a Logan con un famoso animador y éste, siguiéndole hábilmente el juego, logra hacer que los 3 pasen sin ser revisados, dando un autógrafo inventado para la esposa del ilusionado policía. Retiran su auto y emprenden rumbo hacia la convención.

Ya en la tienda, la dependienta reconoce de inmediato a la heredera Cantroni, y saca de la bodega, un despampanante vestido, de un color verdusco precioso. El sirviente, carga la prenda a la cuenta de la familia y luego de que Rabaab se cambiase, parten hacia el domo.

Desde sus respectivos transportes, todos observan como el sol empieza a ocultarse en el horizonte, dando paso a las maravillosas luminarias fluorescentes de la Arcología.

Una vez dentro, todos por secciones distintas, se dan cuenta de que la masa de gente con batas blancas, es notablemente menor que la de gente vestida de forma elegante. Aparentemente, la reunión mas importante a nivel científico del sistema solar, ha sido contaminada también por el Jet-Set de la expansiva horda empresarial. Junto con estos 2 grupos de personas, ven también un grupo reducido de militares en atavíos GACT, que resguardan el orden. De entre ellos, uno en particular les llama la atención. Un hombre alto de pelo plateado y rizado, con galas militares, que sobresale de la gente que lo rodea, felicitándolo  y tratando de ganarse su favor.

Los 3 jóvenes se separan para tratar de dar con el paradero de Peyarje. Suzaku investiga entre la gente, Logan se acerca a los bordes del domo y Darío examina los auditorios de conferencias.

Logan, quien ve que su búsqueda es infructífera, decide volver al estacionamiento, esperando la señal de sus compañeros.

Darío por su parte, entra a un aparentemente vacío auditorio, pero ve que en el fondo, hay 3 personas sentadas conversando, 2 policías y un científico.

Haciendo uso de sus conocimientos en sistemas comunicacionales, fabríca rápidamente una especie de “micrófono estampilla”  y logra pasar desapercibido mientras lo arroja cerca de los interlocutores. Logra escuchar parte de la conversación; “El viejo ha estado actuando extraño ultimamente… el otro día desapareció por un buen rato…”, “Habrá que doblar la vigilancia sobre él”, “Tengo sospechas de que está tramando escapar… un momento, esto que es!?”. Kantt desactiva rápidamente el receptor de su audífono para no ser descubierto. A las afueras del auditorio, se topa con Suzaku y le comenta lo que escuchó. Desde dentro de la sala, se oye entonces un “Eh, tu, chico!”. Darío se aleja rapidamente y Suzaku, entra a la habitación. “Ah, así que tu eres el asistente que me enviaron, ven aquí, te estaba esperando”. El doctor Citan Uzuki, lo lleva al mismo lugar donde estan los otros 2 policías, y después de una ingeniosa conversación, inventada creíblemente gracias a sus nuevos conocimientos de Tecnología, Suzaku lanza la pregunta: “Y donde está el doctor Peyarje, me gustaría conocerlo.” Uno de los guardias le informa que se había retirado al baño tras la ponencia, y llama a través de su radio para obtener la ubicación de Peyarje. “Está tras el escenario principal, si quieres te llevo ahí”, Suzaku, rechaza amablemente la oferta y se dirige a ese sector.

Gereford, quién se había separado de su colega, revisaba los stand y exposiciones de la convención. Se veía algo desilusionado al darse cuenta de que practicamente ninguno hacía referencia a avances en tecnología de Exo-armaduras.

Rabaab por su parte, quién había sido reconocida por una ejecutiva del BV, era arrastrada hacia el tumulto que rodeaba al alto oficial GACT. “Tienes que conocerlo, es encantador”.

Al ver a Rabaab, el Teniente primero del Gobierno Administrativo Central Terrestre, ignoró groseramente a todos sus interlocutores y saludo caballerosamente a la bella joven, quien recibía los complices codazos de su “amiga”. “Mi nombre es Kharan Ramsus, es un placer conocerla, señorita Rabaab”.

Continuará…

Can you prevent the universal war? 

Anuncios