Operation Rimfire – Episodio 6: Space Bound

La niebla se levantó a eso de las dos de la tarde y el carrier atracaba en el puerto de Kalia a las tres. La tripulación desembarcaba para abastecer y el capitán despedía al escuadrón en un lugar apartado del puerto, deseandoles buena suerte y en caso que tuviese más información se las haría llegar de algún modo.
Al salir del puerto les esperaban dos soldados karganos quienes les escoltan a un camión de la EMF. En frente del camión, una mujer joven, alta y de cabello rojo les espera, les da la bienvenida y se presenta a si misma como la Coronel Lisa Caball.
Al llegar a las instalaciones de despegue la Coronel Caball le indica al escuadrón que despegarán primeros al día siguiente por la mañana. Los miembros del escuadrón Fireflight al tanto de la advertencia de Haverson le solicitan, sin revelar la advertencia, a la Coronel que sean ellos quienes despeguen segundos y el transbordador de carga vaya primero, pero la Coronel responde con una negativa aduciendo que noy hay razones justificadas para hacer los cambios en el itinerario.
Ese día los miembros del escuadrón generan una orden falsa que señala a la base que ellos deberían despegar segundos y así queda establecido.
A la mañana siguiente el transbordador de carga despega sin problemas y se adelanta mientras el de pasajeros aguarda en la superficie para despegar. La suerte le es adversa al escuadrón y a cinco minutos del despegue una transmisión le llega a Mikhail. Se trata de Sima “Falcon” Daris, un mercenario contratado para resguardar el perímetro exterior de la base, le dice a Mikhail que están en problemas, hace pocos instante redujo y dio muerte a un agente del Eje quien cargaba aún con explosivos suficiente como para volar el puente de Orlo.
De inmediato el escuadrón alerta a la torre y empiezan a evacuar el transbordador, a poco minutos que los civiles terminan de evacuar el recinto de lanzamiento el transbordador explota. Más tarde se dispone de un segundo para llevar exclusivamente a Fireflight de regreso a Dion.
Ya al atardecer todo llegan a Dion sin más novedades y Haverson, acompañado de Altair Dass, los recibe en el centro médico. Les da la bienvenida y les presenta a su capitán, quien está a la cabeza del Rimfire, junto con indicarles que sus pertenencias ya fueron movidas a la nave de la cual ya forman parte de la tripulación. Luego que los miembros del escuadrón le dijeran que recibieron satisfactoriamente el mensaje y que fue un acierto su advertencia Haverson confundido les explica que él jamás escribió eso, al menos el mensaje estaba completo y de ningún modo él quitó las letras.

Anuncios