Operation Rimfire – Episodio 5: Ocean Voyage

Luego de los dos días de descanso y recuperación que el escuadrón a disfrutado en Loriel, la hora de salir ha llegado. Dos guardias les escoltan a la salida del palacio y como la puerta se empieza a abrir una fuerte corriente de aire golpea las botas de los viajeros, al acabar pueden ver una cortina de agua, el resultado de una fuerte lluvia.
Son escoltados a un auto que los llevará al puerto principal de Loriel. El viaje es a velocidad moderada, puesto que la tormenta impide que sea de otro modo.
Al llegar al puerto, entre medio de la tormenta logran ver una gigantesca embarcación, un carrier de Ettarra que les espera. Al aproximarse bajan la escalera y el escuadrón aborda la nave.
Una vez dentro pueden percibir el aroma a carne asada y brandy. El escuadrón es bien recibido, políticamente hablando, y el resto del día transcurre sin mayor novedad y la tormenta amaina por la tarde.
La mañana siguiente el día es soleado y el escuadrón pasea por la cubierta, mientras varios niños juegan y los adultos se relajan y aprovechan el agradable clima. Ocasionalmente se ve un escuadrón de Mekton elaranos volar cerca, pues el carrier empieza a abandonar aguas elaranas e internarse en El Archipiélago.
El capitán del carrier, Thiran, le dice a Mikhail que tiene un mensaje para él. Se lo entrega en privado en una habitación apta para decodificar el mensaje enviado por el General Haverson.
Mikhail se da cuenta que faltan algunas letras en el escrito, empieza a juntar las ausentes y forma una frase oculta dentro del mismo mensaje. Mikhail comparte la singular información con el resto del escuadrón.
Durante la noche los ettarranos una vez más están de fiesta y tarde se retira el escuadrón a sus respectivas habitaciones. Durante la noche sienten que algo golpea fuerte la nave. Un segundo impacto le indica a Mikhail que no son explosiones. Al salir a cubierta ven que una gigantesca monstruosidad, un animal de la fauna algoliana, está ladeando la nave.
Un grito alerta al escuadrón que hay problemas y rápido corren a prestar ayuda en lo que sea se necesite. Una niña ha caído al agua y un hombre ha saltado al mar para salvarla, pero ahora ambos se encuentran a merced de un Fog Hunter, un animal marino capas de devorar un ser humano. Roy toma un cuerda y tira un extremo al agua, el hombre que está con la niña amarra a ésta para que sea subida a la nave primero. El resto del escuadrón correo a la bahía de Mekton, pero la puerta se ha atascado y los hombres que están en el lugar intentan abrirla manualmente, con ayuda de Mikhail, Kástor y Sephan logran hacerlo y Mikhail toma el control de un Mekton tipo anfibio, mientras tanto Roy sube a la niña y lanza la cuerda una segunda vez para subir al hombre. Mikhail sale con el Mekton e ilumina directamente a la criatura, la cual huye cobardemente al ver que se acerca el Mekton.
Han logrado salvar el día y el capitán, para demostrar su gratitud les invita a una reunión privada para la mañana del día siguiente.
El escuadrón se junta con el capitán quien les habla de algunos rumores que andan rondando acerca del líder del Eje, les explica lo que sabe y les desea la mejor de las suertes, pues ha sabido que están siendo perseguidos por este grupo de extremista.
Durante la tarde la embarcación llega a puerto y Fireflight desembarca junto a la tripulación.

Anuncios